La reactivación de la construcción va por buen camino: Camacol Meta

La reactivación de la construcción va por buen camino: Camacol Meta
PUBLICIDAD

En la región se compraron 714 viviendas en el primer trimestre de 2020, la vivienda de interés social sigue siendo muy importante en el mercado local concentrando el 63% de la comercialización del año.

Por la pandemia en los municipios de Acacias, Restrepo y Villavicencio un total de 47 proyectos que se encontraban en construcción tuvieron que parar obra.

La reactivación de los proyectos que estaban en obra va en un 79%.

Según el desempeño del mercado de vivienda nueva en el primer trimestre de 2020, la región estaba respondiendo positivamente a la compra de vivienda, pero la emergencia sanitaria con el confinamiento obligatorio detuvo esta recuperación después de un año 2019 difícil por los problemas presentados por derrumbes en la vía Bogotá – Villavicencio que dejaron al llano incomunicado por vía terrestre.

Este ha sido un primer trimestre atípico por la emergencia del COVID-19 y esto se reflejará en las ventas de vivienda nueva al final del año. En estos primeros meses en la región se compraron 714 unidades de viviendas en el primer trimestre de 2020, la vivienda de interés social VIS sigue siendo muy importante en el mercado local concentrando el 63% de la comercialización del año”. De igual manera, el confinamiento iniciado en el mes de marzo generó incertidumbre en todos los sectores económicos y en la comunidad en general, sin embargo, con la apertura gradual se espera que lentamente se comience a recuperar la economía y el mercado de vivienda nueva, el cual es de vital importancia para la región, por ejemplo, en lo corrido del año la inversión en vivienda nueva ascendió a 58 mil millones de pesos.

En total, en la región para el mes de marzo, existían 135 proyectos de construcciones nuevas y de estos se puede decir que en medio de la situación,  47 fueron los más afectados por el confinamiento obligatorio, porque se encontraban en alguna fase constructiva (alistamiento  de terreno, cimentación, estructura, obra negra o acabados) parando la totalidad de actividades en las obras;  es relevante mencionar que el sector impulsa el 54% de los sectores productivos y por cada vivienda construida se emplean 5,6 personas, por ende, el paro de estas obras significa la parálisis de un ciclo económico relevante para todo el departamento del Meta, poniendo en peligro un número significativo de empleos.

Está es una situación sin precedentes en nuestra historia reciente, los constructores están asimilando la nueva dinámica que estamos viviendo, no obstante, el compromiso del sector es muy alto, después de la publicación del decreto 593 del 24 abril, donde se daba el visto bueno para poder reactivar actividades en las obras, los constructores regionales comenzaron las adecuaciones de protocolos de seguridad, adquiriendo los elementos de protección necesarios, siempre pensando primero en la protección integral de la vida de los trabajadores y hasta la fecha tenemos una reactivación de los proyectos que estaban en obra del 79%”.

Este porcentaje de reactivación no quiere decir que el 100% de los trabajadores regresaran a las obras, se estima que el 35% del personal se está reintegrando a los proyectos constructivos, aproximadamente 1.800 empleados han logrado retornar a las obras. Este proceso será gradual siempre respetando las medidas seguridad para evitar presencia o brotes del COVID-19 en las obras.

Por otra parte, la pandemia también tiene un espacio de reflexión sobre las nuevas dinámicas sociales y económicas a las cuales tendrán que adaptarse el sector, este reinicio de actividades seguramente estará acompañado de cambios principalmente tecnológicos como lo estamos viendo en las ventas de vivienda donde se espera un crecimiento importante en la comercialización virtual, la implementación de herramientas como visitas online a los proyectos constructivos, incremento en la presencia de redes sociales de las empresas constructoras, entre otros elementos online. Esto supone una oportunidad de adaptación, mejora y crecimiento para el sector de la construcción.

En resumen, la reanudación de actividades en los proyectos constructivos será gradual en lo restante de este año y se sabe que los resultados para el sector no serán los  pronosticados en meses anteriores o como en comportamientos de otros años, está nueva realidad y la recuperación, dependerán del trabajo en equipo con el sector público, de la preparación de la institucionalidad para la reapertura de todos los sectores productivos y sus canales de trámites, y de la capacidad de los mandatarios locales en la adecuación de sus planes de desarrollo, para que respondan a la coyuntura actual y para nuestro sector  obviamente la resiliencia de toda la cadena de valor de la construcción a efectos de encontrar oportunidades de mejora e innovación

Sandra Patrica Celis. Gerente Regional Camacol

¿Te Gustó? - ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Redacción Digital

Redacción Digital

Recomendados